menu close menu

Carreritis

/2015/10/26/151300/carreritis
26 de Octubre de 2015

En los últimos años, el boom por el running y las carreras han desatado en muchos corredores la vena competitiva, llegando a correr todos los fines de semana una prueba.

Porque sí, porque ponerse un dorsal hace que tiendas a pedir un poco más a tu cuerpo, que busques probarte y que disfrutes de la descarga de endorfinas que te producen los momentos previos a la salida y la llegada a meta con el deber cumplido.

 

Porque hoy en día hay carreras todos los fines de semana, pero no una, ¡varias! Hace poco me contaron de un grupo que hizo ¡3 carreras en 2 días!

 

Creo que mi responsabilidad es, primera que los atletas disfruten de lo que están haciendo con cierta concordancia con el objetivo que deseen preparar (carreras cortas de 5 y 10Km, media maratón, maratón…), segundo que cumplan sus expectativas e incluso las superen y tercera y fundamental, que se lesionen lo menos posible. Por esta razón, cuando planteo un plan de entrenamiento establezco semanas de carga y de descarga y planifico carreras a lo largo del año de forma que no se compita todos los fines de semana (no más de una media al mes o no más de dos maratones al año).

 

A partir de aquí cada persona es un mundo, hay quien corre más pruebas pero sabe regular perfectamente los ritmos que lleva, corre por debajo de sus posibilidades en muchas de ellas y se reserva para apretar en los eventos más relevantes en su calendario. Pero también hay gente que semana tras semana decide ponerse el dorsal y darlo todo. Éstos últimos, tarde o temprano me llaman y me cuentan que se han lesionado.

 

Me preocupa también la ansiedad que tiene la gente por quemar etapas. No llevan corriendo ni seis meses y ya quieren hacer maratones. ¡Paciencia! Todo a su debido momento, no hagáis un maratón por que sí, hacedlo cuando vuestro cuerpo esté preparado, lo disfrutaréis el doble!

 

Y si sales de una lesión o de un tiempo de parada largo, pues igual: valora los entrenamientos y no pretendas estar haciendo los mismos tiempos que antes de lesionarte, aumenta la carga progresivamente y márcate nuevos retos a medio plazo. Si no puedes correr la carrera que te gusta este año… ¡pues ya lo harás al siguiente!

Sponsors