Estamos en verano y no podemos (o no queremos) llevar el mismo ritmo de entrenamiento que en otras épocas del año. Os proponemos un descanso activo ideal para esta época estival.

Estamos en verano, y puede que no quieras o no puedas salir a correr como sueles hacerlo en otras épocas del año. También puede que estés lesionado o te notes algunas zonas más cargadas y quieras evitar el impacto que supone el entrenamiento de carrera.

Si estás en alguna de estas situaciones o simplemente quieres cambiar de «aires» y salir de la monotonía, es la época perfecta. Así es que te proponemos hacer otro tipo de deportes y actividades durante esta época estival. Además, te servirá para preparar mejor tu musculatura y rendimiento físico de cara a la época otoñal, cuando llegan los grandes retos del Medio Maratón y Maratón Valencia.

Con esto no queremos decir que debes de dejar de estar activo y seguir haciendo deporte. No. Se puede (se debe) seguir estando activo sin tener que correr sí o sí 3 ó 4 días por semana.

¿Qué os recomiendo? Apuntad:

Entrenar dos días a la semana la condición física, principalmente haciendo trabajo de CORE y fortalecimiento de nuestros puntos débiles (tendones, gemelos, tronco…). Esto es muy importante para evitar lesiones y mejorar tu musculatura.

Salir a nadar o en bici y alternar con algún día saliendo a «trotar» para soltar piernas. Una combinación perfecta, donde puedes ir combinando tiradas largas con más cortas en cualquiera de las dos disciplinas: natación y ciclismo.

Andar por la montaña. Otra buena opción es salir a caminar por zona de montaña y respirar aire puro. Seguro que allá donde estés este verano puedes encontrar rutas o senderos. Hacer este tipo de salidas también ayudan a tu corazón, piernas y mente.

Otras actividades. Sí, y ¿por qué no? También puedes hacer Yoga o Pilates, entre otros. Te ayudarán también a estirar toda la musculatura, cuello, espalda…, y a notar músculos que no sabías que ni tenías.

Descanso activo

En resumen: no me gustan los descansos totales, soy partidaria del descanso activo (días de masajes, soltura en agua, gimnasio, bici, rodillo, natación…). Si nos vemos obligados a parar por una lesión, tampoco recomiendo el descanso total. La lesión no va a curarse porque paremos 15 días o 1 mes. Desaparecerá más rápidamente si nos dedicamos a fortalecer la zona debilitada con los ejercicios pautados por el fisioterapeuta.

Y si a ello le añadimos seguir practicando otros deportes menos lesivos que la carrera -como los comentados en este artículo-, conseguiremos trabajar la parte aeróbica y anaeróbica (por ejemplo con sesiones de natación o ciclismo) y la fuerza (con trabajo de gimnasio) así como tener la cabeza despejada sin darle vueltas a que existe una lesión que me impide correr.

Ya tendremos tiempo de entrenar la parte específica de la preparación de los grandes objetivos que tendemos a partir de septiembre. Pero ojo, que en el Team 3FDC ya estamos preparando todo para arrancar a finales de agosto. 😉 Y nuestros patrocinadores Hyundai Autiber Motor y Plus Ultra tampoco se lo perderán…